¿Por qué tienes que seguir este blog?

¿Imaginaste alguna vez convertirte en el anfitrión perfecto?

¿Y si te enseñara a agasajar a los tuyos?

¿Y si aprendieras conmigo a hacer tragos, a maridar vinos y gastronomía?

¿Y si te recomendara bebidas que no pueden faltar en tu bodega o alacena?

¿Y si tuvieses que elegir un vino en un Restaurant y me preguntaras a través de Twitter?

¿Y si yo conociera una oferta que puede interesarte y te la comunicara?

Sigue este blog y disfruta de los placeres del buen vivir

Artemio

viernes, 16 de julio de 2010

Volviendo al Gran Bar Danzon

Caminando distraído, pero despacio, por la calle Liberad a la altura del 1100, me encontré con el primer Wine Bar de la ciudad de Buenos Aires.
También conocido por su quilométrica barra de cócteles y sushi, Gran Bar Danzón marcó tendencia desde que abrió, allá por el año 1995. Sofisticó la Coctelería Argentina, propuso un ambiente Lounge con un sonido tremendo y seductor; y nos hizo adictos a los Negronis y a sus California Rolls, en un momento donde consumir pescado crudo parecía una locura.
Pasaron muchos años, desde mi época de Barmen cuando iba a ver trabajar a Gastón Arieu y a Inés de Los Santos, Bartenders exclusivos y entendidos de la barra de cócteles.
Paso más tiempo aún y vuelvo a confirmar lo mismo de siempre: Danzón es un visita mensual obligada para todo aquel que disfrute de la música bien “Loud” , los ricos tragos y la buena charla acodados en la larga barra.

Esta vez opté por la barra de vinos porque, como dice la lengua popular, “No quería mezclar bebidas distintas". El Wine Bar es realmente el “Lugar Estratégico” para recorrer con la mirada, disfrutar del Acid Jazz y conversar.
Así pase las horas con varias copas de Familia Bianchi Chardonnay 2008, promocionado y delicioso vino. Fresco y buen compañero de esas legendarias piezas de California Rolls que descubrimos hace muchos años con Danzón y buena compañía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada